Muro del Corazón

Tu corazón es el núcleo de tu ser. Tu subconsciente sabe que debe proteger tu corazón; tiene que proteger tu delicado núcleo de cualquier manera que pueda.

Frases como “dolor del corazón” y “corazón roto”. Palabras como “dolor” y “sufrimiento” se llaman así por la peculiar sensación física que ocurre en el corazón cuando se encuentra bajo una fuerte tensión emocional. Casi todo el mundo ha sentido esta sensación en algún momento.

Las emociones atrapadas tienen sustancia. Consisten en energía, simplemente como cualquier otra cosa. Cuando se crean las emociones atrapadas, deben residir en algún lugar de tu cuerpo, y a veces se alojarán en tu corazón o alrededor de él.

Tu subconsciente, el cual no conoce de limitaciones, a veces utilizará la energía de esas emociones atrapadas para crear una barrera o escudo alrededor de tu corazón. Literalmente, crea un muro de energía alrededor de tu corazón para protegerlo.

Tener un Muro del Corazón  deja a tus sentimientos dormidos y, de alguna manera, aislados. Puede que te haga sentirte aislado de los demás.

Como tantas defensas de nuestro cuerpo, un Muro del Corazón puede ser una invaluable medida de seguridad a corto plazo. Cuando algo abrumador ocurre, una acción de emergencia puede salvar tu vida.

Lo mismo es cierto con un Muro del Corazón. No importa cuán importante era para tu vida al momento que fue creado, podrás vivir una vida más feliz y más conectada tan pronto como lo derribes. A veces, puede marcar la diferencia entre vivir una vida de desilusión y vivir feliz para siempre.

Cuando las emociones atrapadas del Muro del Corazón son liberadas, las personas a veces dicen que es como si pudieran finalmente sentir de nuevo. Pueden dar y recibir amor libremente por primera vez en mucho tiempo. En ese estado, pueden ocurrir cosas muy interesantes y maravillosas.

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •